miércoles, julio 02, 2008
posted by Kati at 6:12 a. m.

Hay algo que me molesta: En Latinoamérica siempre piensan que tenés un montón de dinero, solo por ser europea. Si venís de turista (unas semanas) y trabajás en Europa o si tus papas te mandan dinero, obvio que todo te va a parecer muy pero muy barato, pero también hay quienes que trabajan acá. (yoooooooo)

NO SOY MANTENIDA POR MIS PAPAS! Gano pesos argentinos! y antes cuando estaba en Chile ganaba pesos chilenos. Y antes cuando estaba en Guatemala ganaba quetzales.

Muchas veces me preguntan:¿y como le hacés para viajar tanto? la verdad es que no viajo tanto, más bien conozco viviendo y trabajando. En 2 años y medio que llevo en Latinoamerica, he viajado 2 semanas en Bolivia, 3 semanas en México, y 4 semanas en Centroamérica.

Obvio que siempre he trabajado muchísimo antes de venir a Latinoamerica. Pero nunca fue suficiente para vivir de eso durante meses. De hecho gastaba la mayoria en el boleto de avión. En Guatemala trabajaba de mesera, ganaba 7 quetzales la hora. En México estaba practicando en un hotel (ganaba comida y hospedaje) y en Chile trabajaba además de la agencia de viajes (cada día de 9 - 18 hs) los viernes y sabados (de 19 hs hasta las 2 hs) en un restaurante.

No vivo muy bien. A veces (sobre todo los fines de mes :-)) como fideos o arroz sin nada. No tengo carro, ni un ipod y sobreviví este maldito invierno argentino sin chamarra!!!!! No puedo comer en restaurantes, ni tomar cokteles caros en bares, mucho menos obsesionarme con las tiendas de zara. No me importa tener ropa cara, joyas - me caga el materialismo y el consumismo y prefiero gastar mi dinero en viajes y para conocer.

Trabajo desde que tengo 14 años, aunque mis padres siempre me ayudaron mientras estudiaba (me pagaban una parte - de hecho todavía tengo un préstamo del estado) aprendí que si uno quiere algo tiene que trabajarlo. Creo que yo he querido mucho por lo que también he trabajado mucho: - repartiendo periódicos - de niñera - en una tienda de ropa - de óptica - de cajera en una gasolinera - de mesera en un restaurante tailandes - en una fábrica médica - en catering (partidos de futbol, mundial, fórmula uno) - recepcionista en un hotel en méxico - en un cafe de la uni heidelberg (ayudante de cocina) - agencia de viaje - mesera en un restaurante mexicano y ahora en una escuela de idiomas.

Sé que la mayoría de los latinoamericanos también trabaja muy duro y aún así no todos pueden hacer lo mismo por lo que me siento muy afortunada. El caso es que conocí a otros latinoamericanos de ciertas clases (odio hablar de clases!!!), que a sus 25 años nunca han trabajado realmente en toda su vida (osea con horarios fijos, cada semana etc.). Tenía un compañero de depa que es de colombia, tiene 25 años y caray nunca trabajó! tiene 25!!!! El otro dia empezó a trabajar en un restaurante, llegó en la noche y le pregunté que como le fue y me contó de que qué cansado estaba y que trabajar no era para el, y que renunció. Y de allí justo estas personas te dicen "aaaa pero para ustedes es muy barato, mira cuesta un euro nomas!!!! TENGO LAS PELOTAS POR EL PISO!!! YO NO tengo la tarjeta plástica de mi papa...

De hecho soy tan taaaaaaaaan cero rica! Pero me la paso chido jaja. Me encanta mi vida - es caótica pero muy simpática jaja...lo único que le falta es un Soundtrack. Neta que sí. :)
 
ParaGuatemala

Powered by Blogger


Greyfriars Bobby Edinburgh